Mintxetako igerilekuak

Del 8 de junio al 27 de julio, 26.410 usuarios y usuarias han pasado por las piscinas e instalaciones deportivas de Mintxeta. Teniendo en cuenta la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, los meses de junio y julio han pasado con mayor normalidad de lo esperado, contando con un buen número de asistenca a las instalaciones:

En junio han sido un total de 9.110 usuarios y usuarias:

 

  • Sala de musculación: 866
  • Sala Cardio: 259
  • Pista de atletismo: 191
  • Piscinas y zona verde: 12.144
  • Bar: 1.122

En julio (hasta el 27) los datos ascienden hasta los 17.300 usuarios y usuarias:

  • Sala de musculación: 1.155
  • Sala Cardio: 287
  • Pista de atletismo: 158
  • Piscinas y zona verde: 24.709
  • Bar: 1.443

Cabe recordar que el Ayuntamiento y el Patronato Municipal de Deportes elaboraron un Plan de Reapertura de las Instalaciones Deportivas con el objetivo de garantizar la seguridad e higiene de las personas usuarias y evitar la propagación del Covid-19. Se han adoptado distintas medidas en relación al control de acceso, aforo, permanencia, condiciones de uso e higiene y desinfección de cada espacio deportivo y de sus zonas comunes. En este sentido, en la inspección realizada la semana pasada por el Departamento de Sanidad del Valle, se subrayó que el Plan de Contingencia puesto en marcha por el Patronato Municipal de Deportes para la apertura de la Mintxeta ha sido muy bueno.

Las instalaciones deportivas de Mintxeta (sala de musculación, sala de cardio, pista de atletismo y servicio de bar) abrieron sus puertas el pasado 8 de junio, coincidiendo con el inicio de la Fase 3 de desescalada. Las piscinas descubiertas abrieron el 15 de junio, limitando el aforo de 3.000 a 1.000 personas, entre otras medidas.

Ante la dificultad para asegurar las condiciones de seguridad e higiene de las personas en las piscinas cubiertas, el Polideportivo Olaizaga permanecerá cerrado al público hasta el mes de septiembre. Parte de la actividad (sala de musculación y cursillos) se ha trasladado a Mintxeta. Con este cierre se pretende centralizar en una única instalación todos los esfuerzos orientados a garantizar la seguridad e higiene de las y los usuarios y abonados.