kalegoenplaza
  • El pleno celebrado esta tarde ha dado el visto bueno a los cambios que permitirán priorizar el gasto social para garantizar el bienestar de los y las elgoibartarras. Ninguna de las partidas sociales ha sufrido reducciones, incluso se ha aumentado en 100.000 euros las Ayudas de Emergencia Social.
  •  El presupuesto actualizado de este año se ha tenido que reducir en 1,8 millones de euros. Por lo que la cuantía final para el presente ejercicio rondará los 17 millones de euros.

La sesión plenaria celebrada esta tarde ha servido al Ayuntamiento de Elgoibar para adaptar a la situación actual los presupuestos municipales de 2020 aprobados el pasado mes de noviembre (18,79 millones de euros). La revisión de las cuentas se ha llevado a cabo teniendo en cuenta no solo este año, sino también los siguientes ejercicios, puesto que la situación sigue siendo muy volátil y se prevé que 2021 también sea un año difícil.

En este sentido, el presupuesto de este año se ha tenido que reducir en 1,8 millones de euros. Por lo que la cuantía final para el presente ejercicio será de 17 millones de euros.

Lo que, en un principio, fue una crisis sanitaria, también se ha convertido en una crisis económica y social. Al mismo tiempo, esta situación ha empujado a las instituciones a adoptar medidas excepcionales, para suavizar las dificultades de las y los ciudadanos y las empresas, y, sobre todo, proteger los derechos de las personas más vulnerables.

Se prevé que el parón que esta crisis ha impuesto a la actividad económica, y por otro, las medidas adoptadas por las administraciones para hacer frente a la situación de emergencia, ocasionen una fuerte caída en la recaudación de impuestos, y esto, en el caso del Ayuntamiento de Elgoibar, ha exigido revisar su presupuesto.

De acuerdo con los cálculos de la Diputación Foral de Gipuzkoa, se espera que la caída de la recaudación líquida sea, aproximadamente del 25 %. Esta caída tendrá una incidencia directa en la aportación que se realiza a los ayuntamientos, concretamente, en el Fondo Foral de Financiación Municipal. Se aplicará una reducción del 20 % sobre la cuantía prevista, es decir, en el caso de Elgoibar, se dejará de ingresar alrededor de 1,8 millones de euros.

La situación generada por la enfermedad Covid-19 está teniendo consecuencias en otros ingresos municipales, porque, por un lado, se ha perdido capacidad para lograr ingresos, y por otro, por la decisión adoptada por el Ayuntamiento de no cobrar parte de la tasa de recogida de basuras y de instalación de mesas y veladores a aquellas actividades que han permanecido cerradas.

Ante esta realidad, el Ayuntamiento ha visto necesario adoptar nuevos acuerdos relativos a los gastos y establecer prioridades, reduciendo gastos innecesarios y trasladando a próximos años aquellos gastos que se puedan aplazar.

Con el principal objetivo de tratar de continuar garantizando el bienestar social y la calidad de vida de las y los elgoibartarras, y a su vez, contribuir a la reactivación de la economía local, el gobierno municipal asegura que el Consistorio contará con los recursos necesarios para responder a la realidad de las familias y empresas del municipio.

Desde que irrumpió el coronavirus, el Ayuntamiento ha volcado todos sus esfuerzos en adaptar las cuentas municipales a las demandas del momento. Hemos tenido que tomar medidas excepcionales para momentos excepcionales. Nuestra prioridad ha sido aumentar la inversión social y así se refleja en los presupuestos adaptados. No solo mantenemos partidas como las del servicio de asistencia domiciliaria, sino que además incrementamos las Ayudas de Emergencia Social, hemos tejido la red Guztion Artean y puesto en marcha el servicio Elgoibarren Gertu, para continuar protegiendo a los colectivos más vulnerables de nuestro municipio”, afirman desde el gobierno municipal.

En cuanto a otros gastos no previstos, cabe recordar que este año se destinarán 175.000 euros para la realización de campañas de revitalización comercial y hostelería del municipio. Asimismo, en las nuevas cuentas aprobadas se mantienen también las ayudas a las y los jóvenes para el alquiler (50.000 euros), limpieza de calles (531.228 euros), ayudas para renovar fachadas (75.000 euros), aportación a Inazio Bereziartua Musika Eskola (477.757 euros), mantenimiento de ascensores (15.000 euros), recogida de residuos (1,6 millones de euros)... y otras muchas partidas.

Para realizar esta adaptación de las cuentas, se plantea declarar algunas partidas presupuestarias (en su totalidad o parcialmente) como no disponibles: camerinos del Herriko Antzokia (55.000 euros), Cine al aire libre (22.400 euros), fiestas de los barrios (5.000 euros), venta telemática (13.000 euros), semana de la movilidad (28.900 euros), publicidad (38.683 euros), comunicación institucional (15.000 euros), protocolos (20.000 euros), participación ciudadana (200.000 euros), EPA (30.000 euros)…

Teniendo en cuenta esta medida, se consigue, por un lado, hacer frente a la caída en los ingresos y adaptar los gastos a esa situación. Además, en el caso de que, a lo largo del año, dependiendo de la evolución de la situación económica, mejoraran las previsiones de los ingresos, el Pleno tendría la posibilidad de volver a declarar como disponible aquella o aquellas partidas que ha declarado como no disponibles, y de ese modo, recuperar algunos proyectos o programas iniciales.